Para Detener Un Divorcio Necesitas Cambiar

Para que pares un divorcio primeramente tienes que darte cuenta que sin importar cuales son las razones que tu pareja tiene para pedirte el divorcio, había algo que faltaba en esa relación, en otras palabras, si quieres detener tu divorcio tienes que cambiar primero tu forma de ser y de ver la vida y averiguar que es eso que hacía falta.

Puede ser de gran ayuda ir con algún terapista para averiguar cuales son esas razones si no tienes la menor idea, pero no dejes que te digan que toda la culpa es de tu cónyuge, si crees que es mejor, en vez de eso ponte a trabajar en los problemas que hay en tu vida, que probablemente fueron los que causaron que tu ex quisiera separarse de ti, es una buena opción.

Una manera de hacer ésto es escuchar con atención lo que tu ex te está diciendo, ¿acaso, te comenta que pasas demasiado tiempo con los niños y te olvidas de ti? o tal vez que pasas mucho tiempo en el trabajo y te descuidas mucho por eso.

Por supuesto, la perdida de confianza marital es muy difícil de lidiar, pero esas heridas pueden ser curadas, si por otro lado eres la victima de una pareja infiel, necesitas ver y encontrar que es lo que está mal o que es lo que propició la infidelidad, recuerda que si tuvieran todo en la casa no lo hubieran buscado fuera, pero si quieres una reconquista necesitas trabajar muy duro, principalmente en ti.

Hay veces que la situación económica es la que hace que el matrimonio se venga abajo, ya se han visto casos en los que el dinero es el causante de los divorcios, si quieres detener tu divorcio necesitas resolver la situación del dinero y hacer planes para un futuro.

Bueno, pero entonces ¿cómo salvas tu matrimonio? cambiando dirían muchas personas, tal vez no puedas cambiar a tu pareja pero si puedes cambiar tú, y a lo mejor cuando eso pase te darás cuenta que tu pareja también ha empezado a cambiar.

Esta entrada fue publicada en temas sobre relaciones y etiquetada . Guarda el enlace permanente.